¿Te llegó tu aguinaldo? Antes de que te lo gastes, lee esta nota

¿Te vibra tu cartera por la llegada del aguinaldo? No te preocupes aquí te decimos cómo usarlo sabiamente.

El aguinaldo en nuestro país es una prestación que debe entregarse antes del 20 de diciembre del año en curso y consiste en un mínimo de 15 días de salario o bien la parte proporcional al tiempo laborado en tu empresa; y a pesar de que este ingreso se debería aprovechar para acercarnos al cumplimiento de nuestros objetivos financieros; la mayoría lo utiliza para solventar los gastos que se presentan a fin de año.

Si bien recibir en tu nómina un ingreso extra como el aguinaldo es digno de celebrarse, es muy importante que tomes ciertas precauciones y no permitas que ese dinero extra que simboliza tu esfuerzo durante todo el año se vea reducido en un par de semanas o inclusive en menos tiempo. Enero está ya muy cerca y con él vienen probablemente muchos gastos que afrontar. Utiliza de forma responsable este ingreso y termina este año sin deudas y con un dinero extra. Una de las opciones para hacer rendir tu dinero es invirtiéndolo inteligentemente, por eso en Tu Casa Express te damos algunas recomendaciones para darle un mejor uso a tu aguinaldo.

Invierte.

En la actualidad existen múltiples opciones de inversión con rendimientos; esta temporada es una gran oportunidad para poner a trabajar tu dinero por medio de el producto de inversión de tu preferencia. Por ejemplo Financiera Mexicana que tiene una tasa fija de hasta 11% de rendimiento anual.

Liquida deudas.

Ya sean créditos personales, hipotecarios, tarjetas o automotrices; aprovechar tu aguinaldo para deshacerte de todas tus deudas o reducirlas considerablemente te permitirá disminuir tus deudas totales y por supuesto los pagos mensuales se reducirán. Antes de hacer un abono a capital consulta si es posible; existen casos en donde se aceptan los anticipos de pago o liquidaciones con una penalización.

Retiro.

El Afore en México es un tema delicado, en la actualidad muy pocos mexicanos ahorran de forma voluntaria. El problema con estos fondos de ahorro es que la mayoría no son suficientes para mantener una calidad de vida y requerirán de alguna otra fuente de ingreso como un trabajo de medio tiempo por ejemplo. Es por eso que es recomendable adquirir un plan de retiro a parte del Afore para que esto le permita tener un mayor capital al jubilarse.

Seguro de Gastos Médicos.

Un seguro es una muy buena manera de proteger tus finanzas; y definitivamente, contar con un Seguro de Gastos Médicos es básico. Te permitirá tener tranquilidad ante cualquier imprevisto como alguna enfermedad o accidentes.

Repara tu hogar.

Este ingreso puede servir para darle esa manita necesaria a tu casa propia, arreglar fugas o cualquier falla eléctrica implica además un ahorro en el pago de tus servicios mes con mes. Modificar tu hogar para que sea más sustentable te ayudará también a consumir menos recursos; y limitar tu huella de carbono.

Mantenimiento de tu automóvil.

La mayoría de las reparaciones de tu auto te proporcionarán una mejora en su calidad de vida y te representarán un ahorro, un claro ejemplo son los neumáticos; ya que comprar unos te pueden ahorrar hasta un 10% de combustible. Lo mismo sucede con otras reparaciones de tu vehículo, así que hacer esos arreglos, no es mala inversión.

Como te pudiste dar cuenta, las opciones son bastante amplias, lo importante es revisar el panorama y planear con cabeza fría tus movimientos para no tener que enfrentarte a la famosa “Cuesta de Enero” que no es otra cosa que una mala planeación financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *