¿Te cambias de casa? ¿Qué es primero, comprar o vender?

Diversos motivos pueden llevarte a decidir cambiar tu casa, como la llegada de los hijos y la necesidad de un espacio mayor; o sencillamente mudarte a una propiedad con mejor ubicación. Para dar este paso es importante que sincronices de la mejor manera los tiempos; pues es un show de tres actos: la venta, la nueva compra y tal vez la solicitud de un financiamiento inmobiliario.

Con qué capital vas a hacer la compra

Si no cuentas con la liquidez suficiente para una nueva compra, la recomendación es vender primero.

Muchas veces surgen dos posibles conflictos:

  1. Ya encontré la casa ideal y me urge firmar

Al tiempo que vendes tu casa puedes iniciar la búsqueda de una nueva; pero en ninguna circunstancia te comprometas a comprar hasta no vender la actual. No firmes ningún contrato de compra-venta hasta tener en tus manos el dinero necesario para comprar.

Si hay una casa que te haya cautivado; tal vez puedes negociar con el vendedor establecer en el contrato de compra-venta una cláusula referente a la fecha pactada de pago que flexible hasta cierto tiempo. Recuerda que hay penalizaciones por incumplimiento de pago o entrega del inmueble, por ello este punto es muy importante y sólo se recomienda cuando la casa realmente lo vale.

Para que no corras un riesgo mayor, evalúa qué tan avanzado es tu proceso de venta; ¿ya tienes al menos tres compradores realmente interesados?, ¿de qué depende que no se han decidido a comprar? Estos cuestionamientos te deben llevar a tener un panorama real de dónde estás con la venta de tu casa.

  1. Si vendo primero, ¿dónde voy a vivir?

Cuando tienes enfrente a un cliente realmente interesado en tu casa, es momento de venderla. Si estás en esta situación, pero no has encontrado la nueva casa, tienes dos alternativas:

  • Acuerda con el comprador, y déjalo por escrito en el contrato de compra-venta, que entregarás el inmueble, 30, 45 o los días que consideres necesarios, a partir del pago total del inmueble.

Toma en cuenta que instituciones como el Fovissste y el Infonavit efectúan los pagos algunos días posteriores a la fecha de firma de la escritura pública; por eso debes estipular que la entrega de la casa es después del pago y no de la firma.

  • Si el proceso de tu nueva compra se ve lejano, tal vez debas rentar por algunos meses, o considerar la posibilidad de que algún familiar te preste alguna casa que tenga disponible.

Recuerda que cuando se compra una casa todos quisiéramos habitarla de inmediato; por eso es importante que desde un principio hables claramente con el comprador y negocien la fecha de entrega.

Haz cuentas

¿Ya sabes cuánto dinero más necesitas? Generalmente una nueva compra significa una mayor inversión. Haz números y responde si este capital adicional lo cubrirás con un ahorro o un crédito. Además, toma en cuenta los gastos que tienes que hacer, desde notariales, hasta impuestos por comprar y vender.

Si el monto de la venta de tu casa va a complementarse con un financiamiento inmobiliario para el pago de la segunda, acude a Tu Casa Express, para que, de acuerdo a tus ingresos y necesidades puedan hacer un estudio financiero y te adapten un plan que se adecue a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *