Niños sedentarios, ¿cuáles son los riesgos de esta nueva generación?

Las generaciones futuras tienen una infancia cada vez más acostumbrada al sedentarismo, según la encuesta “Children in the city” que ha dado pie a una campaña para tratar de remediarlo; el 85% no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para niños entre 5 y 17 años. Es por eso que en Tu Casa Express queremos informarte de los riesgos de la falta de actividad.

El sedentarismo, junto con la alimentación actual llena de grasas saturadas y comida rápida, ha conseguido una generación de niños con sobrepeso en altos porcentajes, lo que trae como consecuencia, entre otras cosas, problemas de colesterol que afectarán seriamente a su salud en el futuro.

La importancia del juego en los niños

Si los padres fueran conscientes de la importancia del juego para los niños en todos los aspectos físicos, emocionales y psicológicos, prestarán mucha más atención a esta parte de la educación de sus hijos.

Lamentablemente, la famosa frase que escuchábamos en nuestra niñez, «ve a la calle a jugar con tus amigos» ha sido sustituida por la de «ve a ver la televisión un ratito». No decimos que ver la televisión sea malo para los niños, pero si los lleva a una vida totalmente sedentaria en la que su único entretenimiento es la televisión, la computadora y las consolas, las consecuencias del sedentarismo se instalarán en nuestros hijos.

El juego sano, tanto a nivel deportivo como con el uso de juguetes; es muy importante para nuestros hijos hasta el punto de que su desarrollo físico y psicológico se verá muy influenciado por esta actividad. La actividad física mantiene a los niños que se están desarrollando en constante uso de sus músculos, articulaciones y; además, en un estado mental positivo ya que para ellos, jugar es el estado natural.

Evitar el sedentarismo en niños

Los padres, como casi en todo respecto a la educación de sus hijos, tienen la responsabilidad de que el niño tenga un desarrollo sano a nivel físico y psicológico. Los hábitos como ver la televisión o jugar con la computadora o, más preocupante aún, engancharse a Internet, deben de ser totalmente controlados por los padres. Se podría hacer que estas actividades sean una recompensa por la realización de buenas conductas, pero siempre de forma controlada. 

Los padres deben de controlar el tiempo que pasan sus hijos viendo la televisión, el tipo de programas televisivos que ven, incluso, la publicidad. Pero, lo más importante, deben de preocuparse de que jueguen, de que estén activos y que se diviertan. Es fundamental para que el disfrute del juego sea total que los padres intervengan en los juegos con sus hijos. 

Un niño siempre preferirá jugar activamente con su padre antes que sentarse frente a un televisor, esto es lo natural. Los padres son los responsables de que los hábitos sedentarios se apoderen , o no, del tiempo de los hijos.

He aquí algunos consejos para educar a su hijo en una buena forma física:

  • Ayude a su hijo a participar en una variedad de actividades que sean adecuadas para su edad.
  • Establezca un horario regular para la actividad física.
  • Incorpore la actividad en sus rutinas cotidianas, como subir por las escaleras en vez de utilizar el ascensor.
  • Adopte también usted un estilo de vida saludable, y será un ejemplo positivo para el resto de su familia.
  • Manténganse activos como familia.
  • Hágalo divertido y, así, su hijo le pedirá más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.