Deja de sufrir de Caserofobia y obtén tu casa propia

Una fobia (palabra derivada de Fobos, hijo de Ares y Afrodita en la mitología griega; la personificación del miedo). Es un trastorno de salud emocional o psicológico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas​.

Se suele catalogar como fobia a un sentimiento de odio o rechazo hacia algo que, si bien no es un trastorno de salud emocional, sí genera muchos problemas emocionales, sociales y políticos (como por ejemplo xenofobia, es decir, el odio a los extranjeros o extraños).

Pero el día de hoy nos centraremos en una fobia que ataca a la mayor parte de la población en nuestro país. La Caserofobia (Miedo al Casero/Arrendatario) dicho término fue acuñado gracias a Don Ramón, popular personaje de la serie  El Chavo del 8. El trastorno se manifiesta de diversas maneras, pero comúnmente se presenta entre los últimos días del mes, cuando el Casero sale de su guarida a cobrar la temible RENTA.

Pero no te preocupes, en Tu Casa Express hemos compilado una serie de síntomas que presenta este padecimiento para poder detectarla a tiempo y así, poder atenderlo lo más pronto posible.

 

Síntomas:

  • Lengua adormecida por la obligada relación con el Casero, ya que al estar rentando, deberás negociar constantemente diversos aspectos de tu hogar. (Suministros, Reparaciones o en algunos casos ampliar o acortar la duración del contrato).
  • Fatiga extrema de solicitar autorización del dueño del inmueble para hacer alguna remodelación o incluso solo para pintar.
  • Perdida de tu capital si decides invertir en alguna mejora, en caso de dejar el lugar.
  • Escalofríos de vivir en un lugar “fantasma” ya que el lugar en el que estás dando constantemente una suma considerable de dinero nunca llegará a ser tuyo.
  • Insomnio desproporcionado ya que tu estadía en el lugar puede verse en peligro ya que una vez finalizado el contrato y la prórroga obligatoria, el Casero puede decidir no continuar con el alquiler por lo que deberás buscar otro lugar donde rentar.
  • Ataques de pánico debido a que el costo de tu renta comúnmente tiende a aumentar año con año; en relación del IPC (Índice de Precios del Consumidor).
  • Sentimiento de claustrofobia al tener por contrato un mínimo de permanencia en el lugar.
  • Depresión ocasionado por qué los ciclos de plusvalía de la vivienda no te dan ningún beneficio; al contrario, te pueden perjudicar con un aumento de la mensualidad.


Si por lo menos tres de estos síntomas te describen, probablemente tú también padeces Caserofobia, pero no te preocupes, en Tu Casa Express tenemos el remedio perfecto para tratar este trastorno, con nuestro Financiamiento Inmobiliario. Contamos con planes que se adecuan a tus necesidades y presupuesto, acércate a nosotros, regístrate aquí  y un asesor se pondrá en contacto contigo para iniciar un proyecto en conjunto.

Desaste de una vez por todas de este terrible mal; los grandes sueños inician con un deseo y se cumplen con una decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *