Consejos financieros para vivir con roomies

Vivir con roomies tiene muchas ventajas, el tema económico es una de ellas. Compartir departamento con alguien también implica compartir gastos, por lo que tu dinero rinde más. Sin embargo, si no se establecen condiciones, derechos y obligaciones de todos los roomies; los posibles beneficios económicos pueden convertirse en un martirio, y en más gastos.

Si es la primera vez que vives con roomies o estás pensando en hacerlo, nuestros amigos de Dada Room tienen algunos consejos financieros que te ayudarán en esta nueva etapa de tu vida adulta.

Fijen reglas claras para dividir los gastos. Desde el primer día, todos los roomies deben establecer cómo se dividirán los gastos mensuales como el agua, la luz, el gas, y evidentemente el pago de la renta. Lo recomendable es dividir el monto total entre el número de roomies que habitan el depa. Sin embargo, si alguien utiliza más alguno de los servicios, es justo que pague un poco más. Todo esto debe hablarse desde un inicio.

Firmen un contrato de convivencia. Un contrato de convivencia incluye aspectos generales de un departamento compartido, como los horarios de fiestas y de visitas, el uso de las áreas comunes, etc. A este acuerdo puedes incorporar las reglas que que fijaron para dividir los gastos. Así, no habrá pretextos ni mal entendidos.

Formen un fondo para artículos de uso común. Los productos de limpieza, el papel higiénico, el jabón del lavabo, y todo lo que es de uso común debe ser pagado entre todos. A menos que alguien utilice sus propios artículos, lo justo es que todos contribuyan a la compra de estos artículos. La mejor opción es hacer una vaquita mensual destinada a la compra de estos productos.

Hay gastos que no deben compartirse. Vivir con roomies permite compartir gastos de todo tipo; pero hay algunos en los que lo mejor es que cada quien compre lo suyo. Los muebles, por ejemplo, son algo que debe comprar cada uno, esto para evitar que cuando decidan vivir cada quien por su lado, tengan que vender todo lo que compraron juntos para después dividir el dinero.

¡Ahorren! La vida adulta siempre nos sorprende con imprevistos. Si hay una fuga en el depa o algo se descompuso, tener un fondo de ahorro te salvará de malos momentos. Lo recomendable es tener algo de dinero guardado para estos casos de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *