Coliving ¿Una gran opción en un mercado inmobiliario inalcanzable o una estafa?

Como todo en este mundo, llega un momento en que la evolución y adaptación al cambio se hacen presentes en todos los ámbitos de la vida; sin importar la generación a la que pertenezcas. Primero encontramos la tendencia coworking; donde algunas empresas se percataron que los empleados son más eficientes en diversos espacios de trabajo que en un punto fijo. Ahora con la evolución social y generacional que vivimos, nos encontramos que además de existir estos centros de trabajo; surge la alternativa coliving, donde los emprendedores han comenzado a vivir en comunidades que cuentan con todas las comodidades para poder estar y trabajar en un solo sitio. Pero ¿qué es un coliving?, si no estás familiarizado con el tema, en Tu Casa Express te daremos los puntos y comas de esta tendencia en auge en la ciudad.

¿Qué es el coliving?

La tendencia de coliving consiste en la adaptación de las nuevas generaciones de profesionistas a vivir en comunidad. Además de compartir los centros laborales, ahora la generación millennial, en su mayoría; ha dado un paso adelante y comienza a transformar la manera de coexistir. El mismo contexto social es el que ha permitido generar un desapego a la propiedad, generando una importancia más al acceso que a la pertenencia. Con ello un grupo de personas deciden compartir, digamos de cierta forma, las áreas comunes de un hogar como cocina, sala, área de lavado y demás en estos nuevos espacios.

Este estilo gira en torno al entendimiento de la sociedad y va más allá de la vida personal y laboral. La dinámica de coliving retoma el concepto de nómada cuyo objetivo principal es evitar el gasto innecesario; como el tiempo en traslado al lugar de trabajo y con ello incentivando el networking y conviviendo con compañeros sin que tengas la necesidad de desplazarte.

De la teoría a la práctica

Si bien en la teoría el modelo del coliving; busca enriquecer la experiencia de sus usuarios a través de la generación de conexiones con la creación de un edén digno de una filosofía como Hakuna Matata. En la realidad descubrimos que esta tendencia toma fuerza por la falta de opciones inmobiliarias al alcance del bolsillo promedio. Esta tendencia la hemos podido observar en ciudades como Nueva York, Londres, Ámsterdam y Berlín; hablamos de ciudades de primer mundo, con gran desarrollo y cosmopolitas, pero que al mismo tiempo tienen un costo medio de $2,100 dólares ($41,262.04 pesos mexicanos). Esto genera la necesidad de encontrar gente con objetivos y problemáticas en común.

Esta predisposición, que poco a poco va abarcando al mundo; es una expresión de las nuevas generaciones que en muchas ocasiones. Como lo mencionamos anteriormente prefieren rentar el uso de bienes en lugar de generarse una deuda a mediano-largo plazo como lo son los autos y casas. Considerando que la generación que está haciendo uso de esta nueva forma de vida en ocasiones no cuenta con una posición económicamente estable y busca experimentar esta forma de convivencia maximizando los recursos y lo más importante, el tiempo.

Los nuevos centros de coliving son una mezcla de hostal y arrendamiento; con la diferencia que en estos lugares la rotación de gente es muy baja y puedes tener mayor confianza sobre el cuidado de tus pertenencias. Vale la pena destacar que en estos centros en ocasiones y dependiendo de las necesidades que tengas incluyen servicios como luz, agua, gas, Wi-fi, limpieza, cajones de estacionamiento; e incluso, la posibilidad de tener baño propio.

Conclusión

La tendencia del coliving puede ser una excelente opción para un público determinado; el problema es que muchas veces estamos dispuestos a sacrificar una cantidad considerable de dinero para generar un sentido de pertenencia, “ser parte de algo”. Y es ahí donde el coliving puede llegar a criticarse, durante el mes de julio se hizo viral una noticia en la que se mofaban de una empresa dedicada a la creación de conceptos coliving en la ciudad. Asegurando que lo único que hacían era cambiarle el nombre a una vecindad y justificar la falta de remodelación como una inspiración de la técnica japones “kintsugi” basado en que el azulejo de la fachada resalta las fisuras como una virtud estética del paso del tiempo.

Si bien no es nuestra intención ahondar en el complejo concepto del “arte moderno” y su filosofía transgresora. Consideramos que no hay mejor consejo que estar bien informado; si tenemos una idea de costos promedios y somos capaces de hacer comparativas, tendremos las mejores herramientas para tomar una decisión consciente . En la actualidad podemos ver cómo todas las industrias se van adaptando a los nuevos usos y costumbres que requiere el mundo, unas más lento que otras; sin embargo poco a poco la tecnología jugará un papel indispensable en esta evolución industrial.

Aprovecha esa tecnología y dedica bastante tiempo en buscar las opciones que se adapten a tus necesidades y bolsillo ya que; así como el coliving, poco a poco nos encontraremos experimentando nuevos fenómenos sociales y de adaptación que hoy en día nos podrían parecer complicados de entender; pero en unos años será lo más normal para las nuevas generaciones. La adaptabilidad y el recambio generacional es indispensable para avanzar en un mundo lleno de tecnología; donde cada día el público es más específico y selecto en la toma de decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.